Un partido contra el filial del Sporting de Gijón, en el que marcó cuatro goles, despertó el interés de los ojeadores del equipo gijonés, necesitado de un ariete.
Bibliografía editar Acosta Rico, Fabián.
Lloramos por los difuntos, pero ninguno murió.
8 Al trabajo de los maestros rurales sumó el apoyo, nunca antes visto en México, de la edición masiva de algunas de las más grandes obras del pensamiento europeo y occidental, que fueron distribuidas por todos los rincones del país en lo que Vasconcelos.«El Molinón llevará el nombre de Quini».La noticia ya era pública: a casa del jugador acudieron directivos, jugadores y amigos; en la puerta de su casa se concentraron decenas de periodistas y curiosos; fueron enviados numerosos telegramas y llamadas de ánimo.Allí discurrió su infancia y adolescencia.Que no te agobie el futuro: no sabes si llegará.Jackson) "No hagáis el mal y no existirá".A los dos años de haber concluido sus estudios, Vasconcelos participa con otros jóvenes mexicanos críticos de los excesos de la educación positivista impuesta por Justo Sierra, ministro de Instrucción Pública del gobierno de Porfirio Díaz, en la fundación del Ateneo de la Juventud Mexicana.
"Escuchar con paciencia es a veces mayor caridad que dar" (Luis IX, el Santo, Rey de Francia.5 de febrero de 2008.El piojo no" (Conde de Lautreamont) "Cuanto más se eleva un hombre, más pequeño les parece a los que no saben volar" (Nietzsche) "El hombre ha de fijar un final para la guerra.El tercero recibió el nombre de Jorge.10.000.000 de visitas.10 El Real Sporting de Gijón contrató sus servicios el 9 de noviembre de 1968.