Que todo lo que leí es un juego, nada grave.
Según el Sohar: "Habiendo recitado la Plegaria (Shemoné Esré) y confesado sus pecados (Ashamnu) debe ahora verse a sí mismo como ofreciendo su vida a su Dueño, con amor, diciendo ' Hacia Ti, Oh, D-os, elevo mi alma.Removemos la fascinación y el poder de los ídolos que controlan al mundo invocando el poder de este Nombre.Hebreo, Fonética y Traducción en edición índice plegaria y liturgia, ashamnu (Vidui), esta plegaria contiene en orden alfabético 22 expresiones de culpa, pecado y transgresión entre otros, que se dicen en orden alfabético, de pie y en voz alta.En ese momento, Avishaí, hijo de Tzeruiá (hermano de Yoav) vino al rescate de David, recitando la plegaria "Que D-os te conteste en el día de la desgracia".Se enamoró, se fue y es feliz.Encontramos la felicidad verdadera cuando pasamos nuestras vidas trascendiendo nuestros impulsos basados en el ego, para así perseguir con determinación lo que nuestras almas necesitan para transformarse y elevarse.El hecho de caer no es lo importante.Le confesó a su pareja que ya no lo amaba, que lo veía como un amigo, que se había enamorado.
El Árbol de la Vida es una referencia codificada al Mundo Superior, donde reside el 99 de la realidad.
Vemos más a través de nuestros ojos, percibimos más a través del ojo de nuestra mente, sentimos más a través de nuestra intuición.
Esto sirve a nuestros mejores intereses.Él llevaba 14 años de relación con su pareja, pero ya no lo amaba, porque ante de mÍ, ya el estaba buscando otra persona, pero ninguno lo llenaba como lo llene.Este texto consistía en capítulos recolectados de la Biblia.Cuando compartimos, en realidad estamos tomando y recibiendo bendiciones a cambio.Existen dos realidades: la oscuridad y la Luz.El concepto de arrepentimiento es muy mal comprendido, derivados del ganado ovino no tiene nada que ver con sentirse culpable o con miedo.





Pero lo amo, y no quiero volver a caer en su manos!
España, en España, La Rioja y sus bodegas confirman un lugar emblemático en la producción de vino.
Encienden fuerzas espirituales que influyen en los eventos y circunstancias de nuestras vidas.