regalo dia del maestro en tela

Estos espíritus pasan de generación en generación, hasta el momento en que se liberan las generaciones, por medio de oración y exorcismos.
Estos hijitos elegidos darán a conocer la Palabra de Dios por los cinco continentes y abrirán el entendimiento de esta humanidad que yace aletargada por el pecado.Enero 23 DE 2017 - 5:.M.Las grandes potencias se repartirán el botín, luego de terminada la guerra.Estad alerta y vigilantes porque espíritus de impureza sexual, lujuria, fornicación, adulterio, homosexualismo, lesbianismo y prostitución, andan sueltos y están buscando hacer caer el mayor número de almas.He sido reemplazado por el dios celular, por el dios computador y demás dioses de la tecnología humana.Todo pecado mortal debe ser confesado inmediatamente y se debe reparar por él, para que cuando lleguéis a la eternidad no se os alargue la estadía en el purgatorio.
Cuántos van a perderse por este aupass descuento engaño Millones caerán en la trampa y cuando se den cuenta del error que cometieron, va a ser muy tarde para ellos!No os he enviado el castigo como lo merecéis, porque soy fiel a mi Palabra y espero como Padre a que se agote la última milésima de mi Misericordia.Insensatos, si no os arrepentís y retomáis cuánto antes el camino de la salvación, vais a parecer por la furia de la naturaleza que os aplastará en vuestros fortificados refugios!Incluye la brujería, hechicería, santería, espiritismo, magia negra, mentalismo cuanto gana un mecanico aviador y todo ocultismo en general.Otros van más lejos y vienen desesperados a pedirme dinero o cosas materiales, sin darse cuenta que lo más importante para Mí, es la salvación de sus almas.Este espíritu es de procedencia intergeneracional, es una maldición que debéis romper en vuestro árbol genealógico para que no siga pasando de generación en generación.Los ejércitos del mal os van a atacar por todos los flancos, especialmente por las puertas espirituales que tengáis abiertas por pecados no confesados y no reparados.Vosotros sois sombra y polvo, lengua y vanidad; hoy estáis, mañana ya no estáis.