mi marido me regalo un negro

Nunca en mi vida había hecho una cosa tan sucia, sin embargo sentirme tan obscena terminó por impregnar mis pantimedas con una gran mancha de humedad que se extendía hacia los muslos.
Yo ahogué un grito con la mano, un grito que terminó en una sonora carcajada.Sí, si no te importa?El día elegido fue un viernes.Iba a ser un topicazo, pero para el caso sería perfecto.Me acerqué y me puse de rodillas frente.Oh, fóllame así, venga, así.
Pero cómo conseguiría regalo de los elementos wow que entrara en casa?
Fue todo muy, muy sucio desde el principio.
Salí a la terraza y busqué al chico.Miro mi novio me regalo una tanga con strass la vida en color y tu en blanco y negro.La sensación era increíble.Daba la impresión que se había metido un rodillo de cocina en los calzoncillos. .Pero eso lo contaré en otra ocasión.



Decidí que me pondría a cuatro patas con la cara mirando hacia la puerta, para mirarle a los ojos a mi marido en el momento culmen.