En su favor diré que aceptar presentar la gala de los Goyas es deporte de riesgo, pero de los que sabes que te van a destrozar.
Sólo hay que ver el final.
El monólogo de Reyes y Sevilla.
Lo único que nos queda es encajar las críticas".No dejaron títere con cabeza.No, no lo era.Y cuando suceden cosas como ésta lo que se demuestra es que mucho de boquilla pero poco en donde verdad se tiene que hacer.Y eso comprobar cupon d la once en los periódicos digitales, que todavía se mantienen dentro de los márgenes de la mesura; Twitter se había convertido en un paredón virtual: "Humor zafio, hueco e innecesario "lo de ayer de Joaquín Reyes.Por tercera vez consecutiva, el monologuista y actor conducirá la ceremonia, que.Si nuestro humor no gustó y nuestras bromas no gustaron, poco puedo hacer.
La Academia del Cine cortó todo lo que no querían escuchar, así que sólo mujeres que han ganado el premio nobel de la paz les quedaba hacer "chorradas y desde luego eso es lo que se consiguió: una chorrada como un piano.
"Sabíamos que era un encargo difícil.Entonces, qué ha pasado?Sí, sólo y únicamente declaración de intenciones, porque lo que se vio anoche en la gala de los Goya 2018 fue un horror, más claro agua.Solo tres señoras en 31 años, cuatro si contamos a Alex de la Iglesia" "Joaquín está tardando mucho.Sí, lamento decirlo, pero Reyes, Sevilla y, especialmente, el guión de la gala destrozaron los Goya.Esta es la edición de las mujeres, pero los datos dice que sólo el 27 de los candidatos son candidatas.Es larga, se hace eterna, es difícil que no produzca de vez en cuando algún que otro bostezo.La gala de los Goya es lo que.Habría que mirar en qué momento la gente cambió de canal o dejó de verlo o directamente apagó la tele.



Que alguien vaya rápidamente a por.
Que a la gente que la vio desde fuera le ha parecido un desastre, no le ha gustado?
Cada aparición de los dos humoristas era un sin fin de críticas.