Acomodo del salón Dependiendo de los invitados sabrás el número de mesas que necesitarás.
Sigue leyendo para no dejarte nada en el tintero!Para combinar te recomendamos que pruebes con tonos dorados o plata que funcionan muy bien, como vemos en esta imagen.Guirnaldas Foto: Classy Clutter Colgar guirnaldas en la ventana le da un toque muy especial.Aquí vemos que se ha escogido un tono de gris, más bien oscuro, y para los muebles, españa ganara el mundial aún más oscuro.Dentro de la inmensidad de los tonos y colores grises que hay, hay una gama muy bonita que linda con los tonos malva.Y no falta razón.Me encanta el dorado (que está muy de moda este año pero para quienes no se atreven mucho con tanto brillo en su casa esta es la oportunidad perfecta de ponerle un toque dorado a su decoración.Facebook de, hofmann ) que, hemos de reconocer, nos han dejado con la boca abierta.Las fiestas siempre son bien recibidas por los pequeños, pero una de las más especiales es la fiesta de la primera comunión.El rey de la mesa será el pastel, así que puedes mandar a hacerlo a una pastelería en forma de cruz o escoger uno de varios pisos.
Decoración con flores y velas Las flores son un must en todas las fiestas.
Es un evento en la que se celebra el haber recibido por primera vez la comunión, un acto importante dentro de los sacramentos católicos.Si eliges una decoración religiosa, puedes utilizar cruces, palomas y ángeles, en tonos blancos y azules o blancos y rosas, dependiendo si se trata de un niño o una niña.También puedes contratar un servicio de catering, en especial si son varios invitados y entre ellos adultos.Centrarse en el detalle, ana Romero Azorín, rafael Muñoz.No es necesario pintar las paredes de tonos tierra, podemos añadir este color en accesorios y textiles, por ejemplo.Si no añadiéramos ningún color a un esquema monocromático de gris, el resultado sería frío, triste y si no hay suficiente luz, además, apagado.Este es un detalle muy especial.

Te ha gustado este post?
Normalmente este tipo de fiestas se celebran al medio día, ya que es saliendo de la celebración eucarística.