cuanto gana xavi hernandez

Leo Messi los principales artífices de esa revolución, pero tales éxitos no son concebibles sin organizadores de la talla de Iniesta y del propio Xavi.
Su predisposición para aprender cosas, la madurez que irradiaba a tan corta edad y su calidad futbolística propiciaron que en descuento expedia la temporada pasara del juvenil al Barca B, en el que de inmediato se convirtió en el "cerebro" del equipo.
Jugador más bien frío en el campo, sus compañeros alaban su entereza y su capacidad para remontar un partido que parece perdido.
En esa Eurocopa, disputada en Austria y Suiza, el centrocampista azulgrana, adoctrinado por.En el Barca, sin embargo, no alcanzaría su tercer título, el de Liga, hasta el 14 de mayo de 2005, tras una marcha penosa del equipo y del club por un desierto de despropósitos.Más o menos así sería.Celebrando junto a Iniesta la Champions 2009.Aquel año los azulgranas consiguieron de nuevo el título de Liga y la Supercopa de España.El fútbol de toque de balón con jugadores de gran técnica que impuso el denominado.
Pocos años después ya sería convocado regularmente para defender los colores de España.
Un equipo en el que Xavi no sólo mandaba y organizaba, sino que marcaba goles con facilidad gracias a sus inesperadas llegadas al área y a su maestría en el lanzamiento de faltas con barrera.La temporada sumó su quinto título liguero a su palmarés, tras una reñidísima competición en la que el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid alcanzaron registros vertiginosos tanto en goles como en puntos, ganando 31 de los 38 partidos disputados.Convencido de sus posibilidades, su juego maduró exponencialmente.El juego exhibido por el equipo maravilló a todo el mundo; por supuesto que fueron el nuevo entrenador (su admirado Josep Guardiola) y la definitiva eclosión del talento.Dream Team en 1992.Xavi marcó un gol decisivo que dio la victoria a su equipo en el campo del Valladolid, y a partir de aquella victoria, contando más asiduamente con su presencia, los azulgranas remontaron de forma tan espectacular que ganarían la Liga.Xavi Hernández, su progenitor, que fue jugador del Sabadell, le inculcó la pasión por el fútbol.Pero él se siente tan identificado con su club de toda la vida y con su afición que no ha escuchado los cantos de sirena de otras ligas y otros clubes; piensa retirarse en el Barcelona, cuyo entrenador lo mima y dosifica por temor.Xavi se fijó de inmediato en su maestro.